Todo lo que sucedió desde este minuto para atrás es un hecho consumado, un imposible. Hace cinco años te calumniaron. Hace una semana hiciste el ridículo. Un par de años atrás tuviste aquella lamentable equivocación. Hace nueve meses estuviste a punto de perder el empleo por aquella sarta de mentiras y calumnias… Los hechos ya están consumados; la locura consiste en revivir aquellos sucesos recordándolos, reviviéndolos, actualizándolos como si estuvieran sucediendo en este momento. Es una gran insensatez revivir una historia irremediablemente muerta. Solo tú sufres. Las furias de tu corazón nada podrán hacer para que lo que sucedió no hubiera sucedido. Las aguas del río que pasaron no vuelven a pasar. Réquiem, pues, sobre las hojas muertas v los archivos olvidados. Tú levanta la cabeza y avanza hacia un mundo de alegría y esperanza.

J. Larrañaga

Deja un comentario