El Sabio 

En la tierra la muerte es el fin para el hijo

De la tierra, el final de toda gloria,

Mas para aquel que tiene sus raíces en lo etéreo,

Es apenas el principio

Del comienzo de la victoria.

 

Quien abraza el alba en sueños

Ciertamente es inmortal.

Si él durmiera en su larga noche,

Dormitará en un profundo mar.

 

Mas quien al suelo con apego se aferre

Por el suelo se arrastrará, hasta el final.

La muerte, como el mar, será vencida por quien la

Enfrenta con bravura,

Los de alma pesada se hundirán.

 

El Joven 

En la naturaleza no existe la Muerte,

Ni tampoco se construyen tumbas

Concluye la primavera,

Mas sus encantos quedan en los campos

 

El miedo a la muerte es la desilusión

Anidada en el corazón de los sabios

Quien viviera una sola Primavera

Es como si hubiera vivido siglos ilimitados.

 

¡Dame un caramillo y canta conmigo!

El canto es inmortalidad,

Y el son del caramillo permanece

Sobre las miserias y alegrías

 

Deja un comentario