Treinta monedas quería
y por ellas lo entregó,
su amistad traicionaría
Judas a Jesús no amó.

Y buscando la ocasión
propicia para entregarlo,
se afano en su mala acción
y poder crucificarlo.

Después la cena vendría
A Jesús le preguntaron
la Pascua dónde sería,
con Fulano celebraron.

Ya con los Doce en la mesa
comentó me han de entregar,
y todos con gran sorpresa
le quisieron preguntar.

-¿Acaso soy yo Señor?-
<<Él respondió Tú lo has dicho>>
Judas actuó sin amor
fue capaz el susodicho…

Deja un comentario