Con infame hipocresía
Judas perverso enemigo
un martes traicionaría
a Jesús su buen amigo.

Un trozo de pan untado
señalaría al traidor
Judas sentado a su lado
tomó el pan del Redentor.

Detrás del pan Satanás
de buen cristiano vestido,
parecía un Barrabás
con alma de pervertido.

-Haz lo que tengas que hacer-
Mas ninguno comprendió
Judas si pudo entender
que a Dios bendito vendió.

Deja un comentario