Desde lo más simple hasta lo más complejo, desde una sonrisa hasta un lindo objeto, todo radica en los detalles. Así como el amor, guardando sus distancias, los detalles son los que nos mueven y nos hacen seguir. No importa el tamaño, el precio, lo que importa es su valor y no el monetario, sino su valor sentimental, la manera como se entrega, la calidez con que se otorga, los momentos, los tiempos y sumado a ello, la calidad de tiempo.

Somos inmensamente ricos, pero no nos damos cuenta. Tenemos todo para dar pero no lo aprovechamos. El detalle es muy significativo para cualquier persona, sobre todo para aquella o aquellas personas a quienes amamos. Basta un hola, un cómo estás?, una llamada, un abrazo, un presente, una sonrisa, una flor, un beso, una carta, una palabra, todo es válido para mantener viva la llama, para seguir encendiendo esa fogata, para que no se extinga.
Muchos suelen esperar fechas para darlos, obligados a darlos, otros sólo recuerdan por esas fechas y lo hacen de corazón; hay otro grupo de personas que siempre tienen pequeños detalles pero que son grandes detalles día a día, y son pocos o pocas las personas que realmente los valoran. Un día no basta con saberlo, es necesaria toda la vida para hacerlo sentir. La memoria no es frágil, sino que el corazón es vulnerable y siempre necesita de una tierna caricia.

La magia está en los detalles que demos, porque ellos son muestra de lo que somos, sino, pereceremos en el intento, la llama se apagará sin necesidad de llamar a algún bombero. Todo termina por morirse si no es regado, todo termina por olvidarse cuando no se es recordado. Lo que no se siembra, no florece.
La magia está en nuestras manos, en nuestros corazones, sólo saquémosle el máximo brillo, tenemos un diamante en bruto por pulir día a día. Hagámoslo.
Seamos esa magia, sembremos, no dejemos de regar. El amor es como las flores, se llega a marchitar por falta de cariño y afecto, por falta de detalles que harían de este mundo, un mundo más llevadero, más simple y menos complejo. El ayer ya fue, el hoy está terminando, nos queda el mañana, pero que puede ser del mañana si hoy no empezamos? Todo comienzo es bueno, suerte en tus batallas.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=LhnHiq6Ueqk]

Deja un comentario